"El hombre no deja de jugar porque envejece, envejece porque deja de jugar" - George Bernard Shaw
Este texto es un fragmento de “Texas Hold’em NL Poker”, de José Litvak. ¡El Hermano mayor de la Colección PensarPoker!

por José Litvak

Es muy raro encontrar mesas short handed en las salas presenciales, estas son típicas de los sitios online.

Si bien las reglas son las mismas, la estrategia y otras particularidades las diferencian.

Son mesas ideales para quienes buscan movimiento. Se juegan más rondas por hora, el turno de acción llega más rápido y el estilo es más agresivo.

Hay más dinero en juego, y más maniobras tendientes a robar las ciegas y a defenderlas de esos intentos.

Veremos muchos raises y reraises. Las posiciones en la mesa se estrechan y son menos notorias las diferencias entre unas y otras. También se amplía el rango de manos iniciales y su valor relativo.

Todo esto les otorga un atractivo especial, pero exige mayor experiencia y práctica, y los expertos tienen claras ventajas.

Parece oportuno, entonces, incluir las recomendaciones de un especialista en este tipo de mesas, nuestro amigo

Damián Salas:

1. “Abre tu rango de manos. Al enfrentarte a menos oponentes, no necesitas esperar una mano inicial  extremadamente fuerte para apostar.

Si te quedas esperando el par de ases, vas a perder mucho dinero con las ciegas.

2. En 6–max (mesas de hasta 6 contendientes) se da mucho más juego postflop, te encontrarás muchas más veces jugando heads up, por lo que debes prepararte para ese tipo de enfrentamientos.

3. Manos que en fullrings descartaríamos postflop, aquí, vamos a jugarlas agresivamente, ya que hasta un par mediano puede llegar a darnos la victoria. Debes mantener un juego fuerte y seguro postflop.

4. Hay mucha más agresividad en el juego, verás muchas 3bet y 4bet y también muchos engaños (aclaro que esto, en micro límites —mesas del más bajo valor— no es tan así, ya que el juego es más pasivo).

Debes intentar mantener un juego agresivo, ya que la pasividad, aquí, te reportaría muchas pérdidas. De tal manera, destierra el limp de tu diccionario de Poker. Nunca debes hacerlo, siempre debes apostar y mantener la
iniciativa. Si tú lo haces, ya le das un claro indicio a un buen jugador de cuál es tu rango de manos. De tal forma, tú harás el mismo open raise con Ases, que con 6-5 suited o con 4-4. La imprevisibilidad y la sorpresa son grandes aliados del jugador”.

JL

 

SI TE GUSTO ESTE ARTÍCULO, ¡COMPARTILO!